Factores que influyen en los cursistas para lograr el diseño de sus cursos virtuales

ARTCULO ORIGINAL

 

Factores que influyen en los cursistas para lograr el diseño de sus cursos virtuales

 

Factors that influence upon the course students to prepare the design of their virtual courses

 

Nictadys Rojas Machado1, Maidelán de la Torre Rodríguez2, María Ocaña Díaz3, Gastón Pérez Pérez4

1 Licenciada en Gestión de la Información en Salud. Máster en Educación Médica. Especialista en Informática. Dirección de Tecnología Educativa. Asistente. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: nictadys@ucm.vcl.sld.cu
2 Licenciada en Informática. Especialidad Informática. Máster en Psicopedagogía. Asistente. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: maidelan@ucm.vcl.sld.cu
3 Licenciada en Cibernética Matemática. Máster en Nuevas Tecnologías para la Educación. Profesora Auxiliar. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: mariaod@ucm.vcl.sld.cu
4 Ingeniero en Instrumentación y control automático. Asistente. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: gastonpp@ucm.vcl.sld.cu

 

 


RESUMEN

Fundamento: la Universidad Virtual de Salud es una entidad académica que se encarga de la superación y capacitación de los profesionales y técnicos de la salud.
Objetivo: identificar los factores que influyen en los cursistas para lograr el diseño de sus cursos en el Aula Virtual de Salud.
Métodos: se realizó una investigación con enfoque cualitativo, transversal, en la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara, de marzo de 2012 a junio 2013, la que transcurrió en tres etapas: exploratoria, identificación de los factores y valoración por especialistas. Se emplearon métodos del nivel teórico: histórico-lógico y analítico-sintético; del nivel empírico: el análisis documental, la observación, el cuestionario, la entrevista y la triangulación metodológica de la información, y para identificar los factores se convocó a un grupo focal con siete especialistas sobre el tema.
Resultados: se determinó que entre los principales factores que influyen en los cursistas para lograr el diseño de cursos virtuales se encuentra la no intervención de la administración para la selección de temas, por no contar con una política para la implementación del Modelo de Aprendizaje en Red; aunque se manifiesta aceptación por la modalidad y el deseo a continuar participando, se evidencia temor a dañar los elementos publicados en la plataforma, inseguridad para navegar, el rechazo a la administración e inseguridad para impartir cursos, entre otros.
Conclusiones: se identificaron 19 factores que influyen en los cursitas para lograr el diseño de sus cursos; estos son de tipos: gerenciales, didácticos curriculares y de actitud.

DeSC: Educación a distancia, redes de comunicación de computadores.


ABSTRACT

Background: the Health Virtual University is an academic entity responsible for the improvement and training of professionals and health technicians.
Objective: to identify the factors that influence on the course members to achieve course designs for the Virtual Classroom.
Methods: a qualitative and cross-sectional study was conducted at the University of Medical Sciences of Villa Clara, from March 2012 to June 2013 which was developed in three stages: exploratory stage, identification of factors stage, and the specialists assessment stage. From the theoretical level, the historical-logical and the analytic-synthetic methods were used; from the empirical level, the documentary analysis, observation, questionnaire, interview and methodological triangulation of information. Once the factors were identified a focus group was invited composed of seven specialists in the field.
Results: among the main factors that were determined have influences on the course members to achieve the design of online courses are: nonintervention of the administration for selecting the topics, for not having a policy for the implementation of the Network Learning Model. It is evident the acceptance of this modality, the desire to continue participating, and also fear of damaging the items posted on the platform, the insecurity to browse, the rejection to the administration and lack of confidence to teach courses.
Conclusions: the 19 factors that influence on course members to achieve course designs for the virtual classroom, were identified; these are the management type factors, the didactic curricular ones and of attitude.

MeSH: Education distance, computer communication networks.


 

 

INTRODUCCIÓN

En Cuba, la educación ha sido un objetivo priorizado por el Estado, y particularmente las universidades constituyen un pilar importante. El Ministerio de Educación Superior (MES) establece que, concluidas las carreras universitarias, los egresados tienen derecho a continuar estudios de posgrado, por lo que dictó la Resolución 132/2004,1 documento que regula este tipo de educación en el territorio nacional. Ella establece que los grados de comparecencia en los programas se determinan de acuerdo con la participación de los docentes en los cursos, ya sea de forma presencial, semipresencial o a distancia.

En el nivel de posgrado, la Educación a Distancia (EaD), contribuye a la formación y desarrollo del estudiante, favorece su capacidad para fomentar el autoaprendizaje y su autonomía, al capacitarlo para lograr un aprendizaje a lo largo de la vida. Esta se puede lograr a través de las formas tradicionales, aunque en los últimos tiempos ha introducido el empleo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). No es posible pensar en calidad y pertinencia de la educación, sin su utilización intensiva y eficiente, se trata de un cambio paradigmático del propio proceso docente educativo. Es importante analizar las implicaciones pedagógicas y tecnológicas de la docencia universitaria con el uso de las TIC como herramienta mediadora; el aprendizaje construido en equipo puede ser una forma habitual de desempeñar los aprendizajes logrados, es tomar el aprendizaje colaborativo con una doble dimensión: colaborar para aprender y aprender a colaborar.2

En este sentido el sector de la salud cubana muestra una disponibilidad de tecnología que favorece la docencia médica. A partir de 1996 se dispone de la Universidad Virtual de Salud (UVS), como resultado del fortalecimiento y extensión de la Red Telemática de Salud (Infomed), lo que potencia amplias posibilidades para la docencia en el país. El Aula Virtual de Salud (AVS) constituye un elemento de la UVS, donde se muestran cursos, diplomados y maestrías.3

En el año 1998 se crea en el Instituto Superior de Ciencias Médicas de Villa Clara la cátedra de UVS. A partir de esta fecha se han realizado varios intentos para lograr el funcionamiento óptimo de esta: se ha modificado la tecnología e implementado Sistemas Gestores de Contenido que facilitan la cooperación y el intercambio.

Con el objetivo de entrenar a los profesores en el empleo de esta herramienta y capacitarlos para mantener la dinámica en un curso virtual, se diseñó, acreditó e impartió el programa de posgrado "Diseño y publicación de cursos en Red", estructurado de manera tal que los profesores aprenden a trabajar con la plataforma mientras confeccionan sus propios cursos. Se han impartido, hasta el momento del estudio, tres ediciones, y se ha observado que no todos los matriculados logran vencer los objetivos propuestos.

Se considera que es este un momento oportuno para el desarrollo de la modalidad educativa en la provincia, debido a que el país se encuentra enfrascado en la aplicación de los lineamientos del Partido Comunista de Cuba sobre la política económica y social aprobados en su VI Congreso.4

Teniendo en cuenta estos antecedentes la siguiente investigación se propone como objetivo identificar los factores que influyen en los cursistas para el diseño de sus cursos virtuales en la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara.

 

MÉTODOS

Se realizó una investigación con enfoque cualitativo, descriptivo y transversal, en la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara, en el período comprendido desde marzo de 2012 a junio 2013. La población estuvo compuesta por 51 profesores que matricularon el curso "Diseño y publicación de cursos en red" en las 3 ediciones impartidas. La muestra estuvo conformada por los 40 que manifestaron su consentimiento informado para participar. De acuerdo con sus categorías docentes, 11 son instructores, 13 asistentes, 15 auxiliares y 1 titular; 32 de ellos pertenecen a la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara y 8 a centros de salud.

Se emplearon métodos del nivel teórico: histórico-lógico, lo que permitió profundizar en la esencia del objeto de estudio y en los conceptos que lo sustentan, indagar sobre el surgimiento de las TIC y su aplicación en el proceso enseñanza aprendizaje y la evolución en Cuba; el analítico-sintético se utilizó para clasificar la información recolectada, y posteriormente realizar una síntesis de esta, lo que favoreció la emisión de juicios respecto al problema. Del nivel empírico, el análisis documental, para conocer el estado del arte de los sistemas gestores de contenido y su aplicación en las universidades a nivel mundial. Se estudiaron las guías metodológicas del aprendizaje en red y las resoluciones que norman el modelo educativo en el país. (Resolución 132/2004 del MES)1, las Guías de Inspección del MINSAP, los currículos de las diferentes carreras de las ciencias médicas, las funciones del Nodo provincial "Capiro" 5 y el programa del curso "Diseño y publicación de cursos en Red". La observación proporcionó información referente a la actividad de los estudiantes en el aula virtual, así como del lenguaje extraverbal manifestado por los entrevistados. Se aplicaron un cuestionario y dos entrevistas no estructuradasa los estudiantes y a los profesores del curso y se efectuó la triangulación metodológica de la información.

Para identificar los factores se convocó un grupo focal, donde participaron siete especialistas en el tema, su selección se realizó mediante un muestreo en cascada, y se tuvo en cuenta que sus categorías principales fueran auxiliar o titular, con más de 15 años de experiencia en la docencia, amplios conocimientos sobre el desarrollo del Aprendizaje en Red, de ellos 4 con experiencias como directivos y 7 másteres.

Para el estudio se requirió del constructo factores que influyen en los cursistas para el diseño de cursos virtuales, constituido por las dimensiones:

  1. Factores gerenciales: conjunto de elementos gerenciales externos e internos que inciden en el diseño de los cursos; se subdividieron para su estudio en factores gerenciales externos, conjunto de elementos planificados, organizados, ejecutados y controlados por directivos de la docencia en la universidad o a nivel nacional, y factores gerenciales internos, conjunto de elementos planificados, organizados, ejecutados y controlados por directivos de la docencia vinculados directamente al curso virtual (convocatoria, matrícula, estabilidad en la publicación de los recursos, divulgación de las actividades, asignación de tiempo).
  2. Factores didácticos curriculares: elementos didácticos y curriculares que componen el proceso enseñanza aprendizaje (profesor-estudiante, objetivo-contenido, métodos-medios, formas organizativas docentes y evaluación).
  3. Factores de actitud: conjunto de respuestas individuales que inciden en el diseño de los cursos.

El estudio trascurrió en tres etapas:

I etapa: exploratoria.

II etapa: de identificación de los factores.

III etapa: de valoración por especialistas.

 

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Se revisaron la Resolución 132/2004,1 y 7 guías de inspección del MINSAP. Se constató que aunque la mencionada resolución establece la educación a distancia como modalidad educativa del posgrado, no está concebido su control en las guías de inspección del MINSAP.

El Sistema Universitario de Programas de Acreditación (SUPRA),6 implementado a partir del 2002, dispone el uso de plataformas colaborativas en la docencia para lograr la calidad universitaria, y se considera que su inclusión en los objetivos del Modelo de Aprendizaje en Red (MAR) en los controles del MINSAP, favorece la creación de cursos y el desarrollo del modelo educativo en la educación médica.

En la revisión de los currículos de las diferentes carreras de las ciencias médicas se comprobó que solo la carrera de Licenciatura en Sistema de Información en Salud (SIS), tiene establecido que todas las asignaturas posean un componente virtual a impartir a través del Aula Virtual de Salud (AVS). Un estudio realizado en la Universidad de Antofagasta (Chile) demuestra que, al utilizar el Aula Virtual como apoyo a las asignaturas en el pregrado, se observa una mejora notable en la actitud de los estudiantes al evidenciar más participación y motivación por las actividades académicas preparadas por sus profesores. El interés por el tratamiento de contenidos es diferente pues tienen una participación más activa.7 Otra experiencia con estudiantes adscritos al Centro de Estudios a Distancia de Cartagena demuestra que los alumnos que ingresan en el primer semestre en los diferentes programas, se muestran temerosos de enfrentarse a un mundo donde la gran mayoría de los procesos son a través del computador y que, por desconocimiento del uso de esta herramienta, presenta dificultades académicas, lo que los lleva a la desmotivación personal y pone en peligro la continuidad de su carrera.8

Los autores consideran que la incorporación en los planes de estudios del uso del Aula Virtual como apoyo al programa docente, favorece la formación de habilidades que faciliten la superación profesional una vez graduados. La familiarización con el entorno, desde el pregrado, permitiría a la generación más joven de profesionales incorporarse como docentes al AVS, lo que da inicio a un ciclo de formación que garantice la permanencia de la educación a distancia a través de las redes.

En la revisión de las funciones establecidas para los nodos provinciales se comprobó que estas establecen la inclusión de sus miembros en las actividades docentes que genera el centro provincial de información, así como la universidad.5 En la provincia de Villa Clara, la Universidad de Ciencias Médicas es un usuario externo del nodo provincial Capiro, este se subordina a la Dirección Provincial de Salud y sus administradores no tienen en cuenta la planificación docente realizada por la universidad. Para el correcto funcionamiento de la UVS es importante lograr una alianza con el nodo provincial que garantice la estabilidad en el servicio, así como la visibilidad y acceso a la plataforma de manera inmediata, y siempre que el usuario lo requiera.

El análisis del programa del curso aportó como resultado que en los 5 temas existe relación entre objetivo, contenido y actividad, pero se considera necesario modificar el objetivo general: contribuir al desarrollo de habilidades para el diseño de cursos virtuales y su posterior publicación en la Universidad Virtual de Salud de Villa Clara; por: diseñar cursos virtuales en los que los estudiantes muestren los conocimientos y habilidades adquiridos durante el curso. Se propone insertar contenidos referentes a la confección de la bibliografía y el diseño adecuado de esta a través de los editores de documentos.

La observación realizada en la plataforma reveló que el curso Diseño y publicación de cursos en Red se encuentra publicado en el AVS de Villa Clara, posee 5 temas con una duración de 11 semanas. Se verificó que la totalidad de los educandos accedieron al curso, la mayoría colocó y publicó la bibliografía; aunque se aprecian errores en su confección. Las principales dificultades encontradas estuvieron relacionadas con el uso de los editores de documentos. Estos resultados coinciden con los obtenidos en estudio realizado en 2012, donde se plantea que la formación computacional que los docentes tienen es medianamente suficiente, hay coincidencia en cuanto a la necesidad de continuar su formación, fundamentalmente en el uso de software básico (programas de Office) y de una instrumentación acerca del uso de herramientas y recursos del aula virtual.8

En opinión de los autores existe una necesidad encubierta respecto al trabajo con los editores de documentos, que puede estar dada porque la mayoría de los docentes accedieron por vez primera a las computadoras en el posgrado y fue necesario adaptarse a ellas, por lo que resulta más difícil dominarlas.

Se corroboró que la minoría realizó la interactividad y las actividades de evaluación, al igual que el diseño total del curso. Los recursos más empleados fueron los foros y las tareas.

A criterio de los autores en el Modelo de Aprendizaje en Red (MAR), es importante no colmar de información a los estudiantes, sino favorecer su actuación como agentes de colaboración, y para ello se debe crear una cultura colaborativa, por lo que el docente debe proponer actividades que favorezcan el intercambio y el desarrollo conjunto, al formar un alto grado de solidaridad entre los miembros del grupo. Se debe tener en cuenta que no existan espacios de silencio verbal por parte del docente, pues esto logra que los estudiantes se sientan acompañados y orientados por sus tutores en todo momento. La mayoría continuaron participando en calidad de estudiantes en otros cursos ofertados.

El cuestionario reveló que la totalidad participó en el curso por voluntad propia, a ninguno le fue incluido en su convenio docente individual. El período asignado para participar en el curso fue catalogado como insuficiente, al igual que el tiempo de máquina. Los temas de los cursos a diseñar fueron seleccionados según intereses personales.

Los autores de esta investigación consideran que es necesario desarrollar en la universidad una política que favorezca la implementación del MAR, lo cual permitirá definir los cursos de posgrado, las asignaturas o temas que se ofrecerán en el pregrado a través de esta modalidad y los profesores que los impartirán, por lo que debe incluirse su realización en el convenio individual de los docentes y la planificarse los recursos que faciliten el desarrollo del modelo.

Fue mayoritaria la opinión de que poseen escaso apoyo de su institución, al considerar correcto el proceso de solicitud, aceptación y matrícula, la divulgación de los eventos y actividades durante el curso, así como la estabilidad en la publicación de los elementos que lo componen; y clasifican de suficiente el tiempo asignado para cada actividad. De igual manera, destacan la necesidad de otorgar más tiempo en el diseño de la interactividad y la evaluación.

Este instrumento también reveló que los contenidos cuentan con un orden jerárquico apropiado, y la comunicación entre los profesores y estudiantes fue adecuada, así como la relación entre objetivos, contenidos y evaluación en cada tema. Una investigación realizada en España demuestra que la implementación de esta modalidad educativa no presencial ha sido una experiencia positiva. Respecto a la evaluación proponen realizar cambios referentes a la flexibilidad en las actividades, que han de ir más allá del mero reparto de tareas.9

Los autores coinciden en que los docentes, en la etapa de diseño de sus cursos, deben lograr el empleo adecuado de las opciones que brinda la plataforma Moodle, y vincular actividades sincrónicas y asincrónicas de manera organizada para logar estimular la búsqueda del conocimiento, facilitar la autoevaluación y la reelaboración de las actividades.

En cuanto al proceso enseñanza aprendizaje, la generalidad de los encuestados opinaron que se puede desarrollar a distancia, y lograr que el estudiante se apropie del conocimiento necesario. Manifestaron además estar preparados para impartir cursos virtuales y participar en otros, fundamentalmente de temas relacionados con la alfabetización informacional; de igual forma, expresaron que interactuar en el Aula Virtual influyó en su estado emocional, de ahí que prevaleciera el temor a dañar los elementos y la inseguridad para navegar. Es evidente la necesidad que presentan muchos docentes de continuar la capacitación en la utilización de esta herramienta.10 Los autores reconocen que la principal dificultad para la participación en el Aula se encuentra en la administración de los cursos, ya que al conocer las bondades del Aula continúan haciendo empleo de esta en su superación profesional.

La entrevista aplicada confirmó que la selección del tema a tratar en su curso estuvo motivada por el dominio que poseen de la materia o por ser un tema de su interés personal, plantearon que no existe una política trazada por la universidad que garantice la inserción de la UVS en los planes metodológicos, lo que favorecería al seguimiento por los cuadros científicos metodológicos a todas las instancias para que su utilización forme parte de la planificación y el control del trabajo. La mayoría opinó que la universidad debe definir la subordinación metodológica de la UVS, para realizar una correcta planificación de cursos a impartir, lo que requiere el cumplimiento de estos.

Un estudio realizado en Colombia para la implementación de aulas virtuales en las universidades recomienda a las instituciones que planean incursionar en esta modalidad educativa no perder de vista en la planeación, el análisis de los siguientes aspectos: a) capacidad tecnológica de la institución, b) apropiación del modelo pedagógico por parte de los docentes, c) estrategias para capacitar a los docentes y monitorear su desempeño y d) grado de coherencia entre las orientaciones administrativas y académicas.11 Los autores de esta investigación consideran importantes estos aspectos para la incorporación gradual de los docentes y el desarrollo pleno de las ventajas que la modalidad brinda.

La mayoría de los entrevistados reconocieron no sentirse preparados para administrar sus cursos, destacaron el rol que realizó el tutor, el cual se mantuvo al tanto todo el tiempo del aprendizaje y los estimuló, al calificar de positiva la intervención de la Comisión Técnica Metodológica Provincial, cuyos miembros realizaron sugerencias para mejorar los cursos antes de emitir un criterio final.

Un estudio realizado en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), refleja que el uso de las herramientas de comunicación realizada por los tutores y profesores de la sede central en sus cursos virtuales no satisface las necesidades de los estudiantes, solo una de las ocho asignaturas que conformaron la muestra de estudio obtuvo buenos resultados. El resto registraron diferentes carencias relativas a la atención recibida por medio de las herramientas de comunicación, entre ellas: falta de filtrado en los mensajes, poca atención por parte de los tutores y/o profesores, dudas y consultas sin respuesta, utilizar otras herramientas como el chat o las videoconferencias, entre otras.11 Es importante tener en cuenta, en el momento de impartir un curso virtual, que el profesor disponga del tiempo necesario, ya que al ser escasa o nula su presencialidad requiere de mayor dedicación por parte de los docentes, y de una comunicación clara y constante.

La mayoría acepta la EaD como modalidad educativa. Al indagar sobre la disposición para impartir el curso virtual fueron mayoritarias las respuestas: "…no me atrevo sin ayuda de la profesora","…no sin ayuda de la profesora". Al indagar sobre las razones por la que no se atreven a impartir el curso sin ayuda, prevaleció el temor a dañar el curso, las respuestas de mayor incidencia fueron: "…no me atrevo, si hago algo mal y echo a perder el curso… ", "… y si hago algo mal, y pierdo todo el curso… ", "…conozco teóricamente cómo hacerlo, incluso puedo explicárselo, pero aun así no me atrevo, porque puedo dañar el curso…" A pesar de la problemática descrita, la mayoría continuó participando en otros cursos virtuales ofertados con posterioridad al del diseño.

Al analizar los resultados obtenidos en esta investigación se puede resumir que el elemento de mayor complejidad para los docentes es la administración de los cursos, pues estos se crean o diseñan; sin embargo, no son capaces de administrarlos, por poseer esta actividad mayor influencia informática que pedagógica; además, para administrar estos cursos los docentes deben dominar elementos de la plataforma e interactuar con ellos.

En la entrevista aplicada a los profesores, todos manifestaron que aunque se logró la incorporación del curso en el plan de superación, no se incluyó en el convenio individual de los docentes, aunque sí fue reflejado en la evaluación de los que participaron. Concordaron en que el Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas de Villa Clara (CPICM-VC) y el Departamento de Computación facilitarían, en las tres versiones, tiempo de máquina durante 4 tardes en la semana, aunque existieron irregularidades en los laboratorios de computación, no así en el CPICM-VC, hubo coincidencia en que la Universidad debe priorizar un local que permita el acceso, tanto a profesores como estudiantes del Aula Virtual. Estos resultados se semejan con los obtenidos en un estudio realizado en la Universidad Nacional Abierta a Distancia de Cartagena, donde los estudiantes tienen dificultades para acceder al computador, ya que no cuentan en sus casas con ellos y la conectividad requerida para la realización de las distintas actividades propuestas en la capacitación.8

Prevaleció el criterio que la virtualidad surgió para desarrollarla desde el puesto de trabajo y que la logística tiene un rol muy importante.

Los autores consideran que de lograr la incorporación al convenio individual, fondo de tiempo y tiempo de máquina para los docentes, se facilitaría el desarrollo del modelo educativo en la universidad.

La totalidad plantearon que se alertó al estudiante sobre el tiempo para cada actividad y que la publicación de los recursos estuvo a cargo solo de una profesora, los demás participaron como profesores no editores.

Es importante tener en cuenta durante la planificación de los cursos virtuales la cantidad de estudiantes a matricular, estos deben estar en correspondencia con el número de tutores, si se eleva la cifra de estudiantes, sin contar con los tutores necesarios, podrá existir desmotivación en el estudiantado por sentirse, en algunos momentos, solos y sin orientación, es importante la selección de tutores con preparación pedagógica, capaces de orientar desde la virtualidad y con un elevado sentido de la responsabilidad por la actividad docente.

La totalidad coincidió en que, para el diseño del programa se realizó el análisis de los contenidos, para lo cual se estableció un orden de manera que facilitó el aprendizaje de lo conocido a lo desconocido. La mayoría opinó que los estudiantes no aprovecharon al máximo los espacios de debate, esto puede ser provocado por: "…ser los foros participativos y no evaluativos", "…una desmotivación debido a la escasa participación de la totalidad de los docentes," "…un rechazo a este tipo de actividad", "…desmotivación debido a la lentitud de la red".

Se coincide con los autores cuando plantean que el foro es un espacio de comunicación utilizado para el envío de actividades académicas y en algunos casos para la coevaluación, se concluye que la interacción comunicativa finaliza en el momento en que el profesor envía su valoración cuantitativa o cualitativa. Solo hay una continuación de la interacción comunicativa si los estudiantes expresan inconformidad sobre la valoración cualitativa y la nota asignada.12,13 Por considerar que el docente, en un foro virtual no debe nunca intervenir de manera que detenga el debate, por el contrario debe estimular la participación, si el profesor emite una evaluación y un criterio, el estudiante puede sentirse satisfecho con la evaluación y no volver a intervenir, por lo que el docente en el momento de diseñar la interactividad en el curso debe analizar la conveniencia o no de establecer evaluación en los foros de participación.

La incorporación de una adecuada guía de estudio y tutorar facilitan la participación del estudiante, por lo que es importante durante la planificación del curso, tener en cuenta el diseño de los medios necesarios para la orientación apropiada hacia los contenidos.

La totalidad coincidió en que los estudiantes han manifestado una aceptación por esta modalidad educativa.

Para lograr la vinculación correcta de las TIC en la docencia, las universidades deben mejorar la capacidad pedagógica y el grado de motivación del personal, para fomentar el buen uso de estas tecnologías. La resistencia de los docentes a usarlas es un problema de difícil solución en la educación, los docentes de las ciencias médicas son inmigrantes digitales, es decir, enseñan por métodos tradicionales a una generación que tiene un alto dominio de las tecnologías, capaces de manejar información y tomar decisiones muy rápidas con procesamiento paralelo. La práctica constante y asistencia permanente hizo que muchos docentes finalmente se adaptaran y reconocieran que los Entornos Virtuales a Distancia son importantes para el aprendizaje de sus alumnos.14

Al realizar la triangulación de la información se obtuvieron los siguientes regularidades:

  • La selección del tema propuesto para el curso virtual a diseñar está inspirado en intereses personales, no intervención de la administración para la selección de temas.
  • No está establecida en la universidad una política para la implementación del Modelo de Aprendizaje en Red, por lo que los profesores no tienen incluido en su convenio individual la participación en el curso, no existe una planificación de tiempo de máquina, ni disponen de fondo de tiempo para ello.
  • La principal vía de conocimiento de la convocatoria al curso fue el correo electrónico, el proceso de solicitud, aceptación y matrícula fue catalogado de adecuado, la principal dificultad para la matrícula fue la lentitud en los servicios de red.
  • Se consideró adecuado el proceso de divulgación durante el curso y el tiempo asignado para cada actividad.
  • Los contenidos poseen un orden jerárquico adecuado, que facilita el aprendizaje, los de mayor dificultad fueron el desarrollo de la interactividad y las actividades de evaluación; el tutor se mantuvo al tanto todo el tiempo del aprendizaje y lo estimuló.
  • Se manifiesta aceptación de los cursos virtuales y deseo a continuar participando, y se evidencia temor a dañar los elementos publicados en la plataforma, así como en la inseguridad para navegar, rechazo a la administración de cursos y falta de confianza para impartirlo.

Realizar la verificación de la información obtenida a través de los instrumentos aplicados, permitió identificar los factores que influyen en los cursistas para lograr el diseño de cursos. Para identificar los factores, fue convocado el grupo focal, y luego de analizadas sus opiniones quedaron delimitados de la siguiente forma:

Factores gerenciales externos:

  1. No está determinada en la universidad la subordinación metodológica de la UVS, solo se ha definido la dirección de carácter técnico.
  2. Inexistencia de una política para el desarrollo del MAR en la institución, que permita definir contenido de los cursos a impartir, profesores a participar, inclusión en el convenio individual, fondo de tiempo, tiempo de máquina y control a los cursos.
  3. Positiva la intervención de la Comisión Técnica Metodológica Provincial en el análisis y evaluación de los cursos.
  4. Insuficiente aún la vinculación del nodo provincial con las actividades docentes planificadas en la universidad.
  5. Lentitud e inestabilidad en los servicios de redes.
  6. Elevado número de de equipos informáticos, destinados a la docencia, fuera de servicio.

Factores gerenciales internos:

  1. Adecuado proceso de convocatoria al curso, solicitud, aceptación y matrícula.
  2. Correcto el orden de los contenidos y la asignación de tiempo para cada actividad.
  3. Diferencias entre los profesores, respecto a la comunicación profesor-estudiante.

Factores didácticos curriculares:

  1. Contenidos organizados jerárquicamente.
  2. No existe un algoritmo metodológico para desarrollar el autoaprendizaje.
  3. No aprovechamiento de las ventajas que brinda la modalidad educativa en el empleo del método de elaboración conjunta.
  4. Deficiente confección de la bibliografía por parte de los estudiantes.

Factores de actitud:

  1. Manifiesta motivación en los profesores para participar en el curso.
  2. Aceptación por los docentes del Aprendizaje en Red como modalidad educativa.
  3. Participación en otros cursos publicados.
  4. Falta de familiarización con la interfaz del curso virtual.
  5. Temor a dañar elementos y recursos que componen el curso virtual publicado en la plataforma.
  6. Escasa participación en foros no evaluables.

 

CONCLUSIONES

El diagnóstico realizado permitió determinar las carencias que incidieron en que los cursistas presentaran dificultades en el diseño de sus cursos virtuales, se identifican en total 19 factores: nueve son de tipo gerencial, cuatro didácticos curriculares y seis corresponden a la categoría factores de actitud.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Ministerio de Educación Superior. Resolución 132/04. Reglamento de Postgrado de la República de Cuba. La Habana: MINSAP; 2004.

2. Arocha Mariño C, Castillo Guzmán A, Bustamante Alfonso L, Hernández Ferro P, González González AV, González Valcárcel B. Curso de Dirección en Salud en ambiente virtual de enseñanza aprendizaje. Educ Med Super [Internet]. 2012 [citado 1 Feb 2013];26(4):[aprox. 7 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412012000400004&lng=es

3. Colomé Cedeño DM, Estrada Sentí V, Febles Rodríguez JP. Ambiente tecnológico para la creación de objetos de aprendizaje en apoyo al proceso docente de las universidades cubanas. ACIMED [Internet]. 2012 [citado 1 Feb 2013];23(2):[aprox. 13 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1024-94352012000200003&lng=es

4. PCC. Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social. VI Congreso Partido Comunista de Cuba. [Internet]. 2011 [citado 4 de Mar de 2012]. Disponible en: http://www.cubadebate.cu/noticias/2011/05/09/descargue-en-cubadebate-los-lineamientos-de-la-politica-economica-y-social-pdf/

5. Centro Nacional de Información de las Ciencias Médicas. Funciones de los Centros provinciales de Información de las Ciencias Médicas. Documento. La Habana: MINSAP; 2002.

6. Ministerio de Educación Superior. Junta de Acreditación Nacional. Sistema de evaluación y acreditación de carreras Universitarias (SEA-CU). La Habana: MINSAP; 2009.

7. Camacho Freitez IR. B-Learning, una alternativa transformadora para el curso Elaboración y Evaluación de Software Educativo de la UPEL Maracay. Etic@net [Internet]. 2012 [citado 2 Jul 2013];12(12):[ aprox. 14 p.]. Disponible en: http://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/3973268.pdf

8. Manotas Torres EY. Capacitaciones a estudiantes de nuevo ingreso del CEAD Cartagena con deficiencias informáticas antes de afrontar un curso virtual UNAD. Etic@net [Internet]. 2012 [citado 17 Jul 2013 ];2(12):[aprox. 14 p.]. Disponible en: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3973263

9. Yuste Tosina R, Alonso Díaz L, Blázquez F. La e-evaluación de aprendizajes en educación superior a través de aulas virtuales síncronas. Rev Comunic Educ [Internet]. 2012 [citado 25 Jun 2013];39:[aprox. 8 p.]. Disponible en: http://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4014438/2.pdf

10. Arias Rivera ML. La preparación de profesores y entrenadores para la capacitación de dirigentes a distancia. Folletos Gerenciales [Internet]. 2008 [citado 25 Jun 2013];12(1):[aprox. 8 p.]. Disponible en: http://revistas.mes.edu.cu/greenstone/collect/repo/index/assoc/D1726585/10801039.dir/172658510801039.pdf

11. Quijano Blanco Y. Impacto del uso de entornos virtuales de aprendizaje para la enseñanza de Neuroanatomía en estudiantes de Medicina. rev. udca actual. divulg. cient. [Internet]. 2010 [citado 14 Oct 2014];13(2):[aprox. 6 p.]. Disponible en: http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0123-42262010000200003&lng=en

12. Álvarez G. Modalidades de apertura de foros y su relación con el diseño de cursos en contextos de formación online. [Internet]. 2010 [citado 13 Feb 2013];26(63):[aprox. 13 p.]. Disponible en: http://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/3698251.pdf

13. Alvarez Naveda, G. Educación online: relaciones entre estructura de los cursos e intervenciones de apertura en los foros. Rev Elect Actual Invest Educ [Internet]. 2010 [citado 8 Feb 2013];10(2):[aprox. 23 p.]. Disponible en: http://redalyc.uaemex.mx/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=44717910007

14. Orellano C. Uso de los espacios virtuales para la docencia en cursos de pregrado de Medicina. Rev Med Hered [Internet] 2012 [citado 1 Mar 2013];23(3):[aprox. 3 p.]. Disponible en: http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1018-130X2012000300008&lng=es&nrm=iso

 

 

Recibido: 2 de octubre de 2014
Aprobado: 31 de octubre de 2014

 

 

Nictadys Rojas Machado. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: nictadys@ucm.vcl.sld.cu

Añadir comentario

Copyright (c)