Formación de valores en estudiantes de las ciencias médicas a través del Aula Virtual de Salud

REVISIÓN

 

Formación de valores en estudiantes de las ciencias médicas a través del Aula Virtual de Salud

 

Values training in medical sciences students through Virtual Health Classroom

 

 

Carlos Pérez Balhuerdis1, Nictadys Rojas Machado2, María Eloísa García Padilla 3, Maidelan de la Torre Rodríguez4

1 Licenciado en Educación. Especialidad Marxismo-Leninismo e Historia. Máster en Educación Superior. Asistente. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico:carlospb@ucm.vcl.sld.cu
2 Licenciada en Gestión de la Información en Salud. Máster en Educación Médica. Asistente. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: nictadys@ucm.vcl.sld.cu
3 Licenciada en Marxismo-Leninismo e Historia. Máster en Educación Superior. Asistente. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: mariagp@ucm.vcl.sld.cu
4 Licenciada en Educación. Especialidad Informática. Máster en Psicopedagogía. Asistente. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: maidelan@ucm.vcl.sld.cu

 

 


RESUMEN

El empleo de los entornos virtuales vinculados a la educación en los estudiantes universitarios de las ciencias médicas, contrasta con los criterios empleados en función de la ética y los valores como parte de la respuesta científica y efectiva en la formación integral de los futuros egresados, en la construcción y desarrollo de la sociedad cubana del siglo XXI. Por tal motivo se realiza el presente estudio con el objetivo de compendiar información acerca de los valores que pueden formarse a través de un entorno virtual y que deben caracterizar al profesional de la salud como transformador de conductas.

DeCS: Valores sociales, educación a distancia, tecnología de la información.


ABSTRACT

The use of virtual environments related to university education of medical sciences students, diverges from all employed criteria depending on the function of ethics and values as a part of scientific and effective answer in integrated graduate training, in the construction and development of the Cuban society in the 21st century. For this reason, the present study was carried out in order to compile information about the use of a virtual environment for training all those values that have to characterize a health professional as a behavior modifier.

MeSH: Social values, education, distance, information technology


 

 

INTRODUCCIÓN

Los adelantos científico-técnicos ocurridos durante las últimas décadas, han fortalecido el desarrollo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC); el empleo de estas en todas las esferas sociales ha provocado cambios, y la educación médica no se encuentra ajena a estas transformaciones. La práctica pedagógica en las universidades contemporáneas está urgida de realizar cambios que se adecuen a las exigencias del versátil mundo de la ciencia y la tecnología hacia donde se dirigirán sus egresados; por tanto, una de las funciones de la educación actual y futura debe ser promover la capacidad de los alumnos de gestionar sus propios aprendizajes, adoptar una autonomía creciente en su carrera académica y disponer de herramientas intelectuales y sociales que les permitan un aprendizaje continuo a lo largo de toda su vida.1

Las nuevas oportunidades que se muestran con el uso de las tecnologías, constituyen a su vez un peligro, ya que pueden ser utilizadas como objeto de agresión; los ciberatacantes de hoy se aprovechan de la creciente dependencia de las TIC y desarrollan estrategias creativas para explotar las vulnerabilidades de los sistemas de información tecnológica.2

La juventud cubana constituye un elemento sensible en esta contienda, por lo que el gobierno de los Estados Unidos ha puesto en marcha cientos de proyectos con el objetivo de desviar a los jóvenes y crear un desequilibrio entre estos y el Estado revolucionario. Por tanto, constituye un reto para las universidades enfrentar, desde el proceso enseñanza aprendizaje, la formación de valores y la contribución a la formación de la personalidad del estudiante.3

La personalidad se desarrolla por las contradicciones que se suceden mediante la interacción social del individuo con su medio. La contradicción hombre-medio provoca el progreso mutuo. Según el principio dialéctico-materialista del determinismo en la ocurrencia de todo fenómeno, las causas externas actúan mediante las contradicciones internas, y se modifican en el fenómeno de formación y desarrollo del hombre.4

De acuerdo con el enfoque realizado, se considera que los valores humanos constituyen un factor importante en la sociedad, comienza desde las edades más tempranas y continúa durante las diferentes etapas del desarrollo del niño, en la adolescencia, la juventud y la adultez, donde adquiere su consolidación, y llegan a convertirse en determinado momento, en convicciones.4

En relación con lo planteado, en Cuba se ha realizado una renovación en la formación de valores éticos en las nuevas generaciones de estudiantes universitarios; este aspecto constituye una prioridad de todas las instituciones de educación superior, pues es un complemento necesario para la formación y desarrollo de las competencias profesionales.5

Las TIC son un medio idóneo para fomentar diferentes tipos de valores en los jóvenes, ya que en ellas se encierran una serie de potencialidades que permiten llevar a vías de hecho, tal formación.4

Con la incorporación de las TIC en la docencia, aparecen plataformas tecnológicas que permiten diversificar las modalidades del proceso enseñanza aprendizaje y con ello, la aparición de nuevos escenarios de aprendizaje que apoya el modelo educativo establecido.6

En la década de los noventa surge la Universidad Virtual de la Salud de Cuba (UVS), la cual favorece el progreso del Modelo de Aprendizaje en Red (MAR), y permite la formación de un aprendizaje colaborativo, para el desarrollo de la independencia cognoscitiva del estudiante. Esto trajo consigo la creación de una red de cátedras en todas las universidades de ciencias médicas del país.

Sin lugar a dudas, es necesario que los que posean la función del llevar a cabo el proceso enseñanza aprendizaje haciendo uso de las TIC, deben tener presente la formación de valores. Esta constituye un elemento de suma importancia para todos aquellos que se están formando, desde los niveles primarios hasta los universitarios, como un principio básico, para hacer realidad que la educación superior tiene entre sus objetivos fundamentales la formación de un profesional en correspondencia con las necesidades de la sociedad y su época.4

Se realiza esta revisión bibliográfica con el objetivo de compendiar información acerca de los valores que pueden formarse a través de un entorno virtual y que deben de caracterizar al profesional de la salud como transformador de conductas.

La escala de valores y los jóvenes universitarios cubanos

La Filosofía como ciencia, está integrada por un conjunto de ramas fundamentales: Ontología, Ética, Epistemología y Axiología; esta última aborda el estudio de los valores humanos. Aunque la dicotomía valor-valoración ha estado presente desde los albores del pensamiento filosófico, surge en el siglo XIX como rama relativamente independiente, que luego recibe en el siglo XX el nombre de Axiología.El tema de los valores ha sido una vieja preocupación del ser humano. El dilema consiste en: ¿qué aceptar como bueno, justo, bello o útil? y ¿qué calificar como malo, injusto, feo o perjudicial?; interrogantes a las que el hombre ha tenido constantemente que buscar respuestas para orientarse en la vida, e intentar encontrar las fuerzas motivacionales que guíen su actividad y su conducta. En sentido general, la esencia de estas estrategias radica en comprender el proceso de formación de valores como parte de la formación de la personalidad del futuro profesional en el marco de sus relaciones y condiciones histórico-sociales concretas.7

La formación de valores se inicia en el seno de la vida familiar y en los pequeños grupos en los cuales se forman los individuos desde infancia, es fundamentalmente, el resultado de la socialización.

Los valores constituyen un factor importante en la formación de la personalidad, se forman y desarrollan hasta llegar a constituir su núcleo regulador y orientador, están directamente vinculados con la forma de vida de la sociedad y le dan al sujeto el sentido de su vida, guiándolo con estabilidad consciente. Son potencialidades humanas que dignifican al individuo, que conscientemente asumidos, elevan a la persona y su espiritualidad, y lo hacen tornarse grande en el ámbito de la familia, profesión, el colectivo, o la sociedad en su conjunto; son normas, ideales y principios de acción que constituyen un medio de orientación y regulación de la actividad humana como expresión del reflejo valorativo de la realidad.

Las crisis sociales generacionales, asociadas a la pérdida de la identidad nacional, cultural e individual, la apatía e impotencia social, el agravamiento de los conflictos éticos, las diferencias socioeconómicas y los bruscos cambios de sistemas sociales, implican ciertas conmociones en la escala de valores de los individuos y la sociedad.1,8

Los valores que en la conciencia juvenil se forman, son el resultado de la influencia, por un lado, de los valores objetivos de la realidad social, con sus constantes dictados prácticos; y por el otro, de los valores institucionalizados, que llegan al joven en forma de discurso ideológico, político o pedagógico. Entre los síntomas que permiten identificar una situación de crisis de valores están los siguientes: perplejidad e inseguridad de los sujetos sociales acerca de cuál es el verdadero sistema de valores, qué considerar valioso y qué antivalioso; sentimiento de pérdida de eficacia de aquello que se consideraba valioso, y en consecuencia, atribución de valor a lo que hasta ese momento se consideraba indiferente o antivalioso; cambio de lugar de los valores en el sistema jerárquico subjetivo, se le otorgan mayor prioridad a valores tradicionalmente más bajos y viceversa. Todo esto provoca en la práctica conductas esencialmente distintas.3

Los profesores universitarios enfrentan el desafío de formar valores en los jóvenes, que les permitan actuar de una forma consecuente con sus pensamientos.

Algunas consideraciones sobre la formación de valores en los estudiantes universitarios cubanos

Enfrentar los retos del nuevo milenio se determina por la importancia de educar al hombre en correspondencia con los valores y la ideología que sustenta la sociedad, no solo en la que vive, sino en la que se necesita construir para vivir. La sociedad cubana contemporánea exige un cuestionamiento y un replanteamiento continuo hacia la reflexión y la valoración, como un imperativo para definir, desde una perspectiva de identidad cultural y defensa de la soberanía, el desarrollo social de la nación. La educación desempeña una función catalizadora de las aspiraciones humanas y constituye el hilo conductor en el quehacer de diferentes generaciones en cada época histórica. Filosóficamente, desde la educación, se plantea el problema del hombre a formar, a partir de la contradicción entre el paradigma, el modelo pedagógico y la individualidad.9

Los educadores deben tener sentido del momento histórico para realizar con éxito esta labor y dominar conceptos filosóficos, psicológicos y pedagógicos relacionados con los valores y su educación, como depositarios de una objetividad social, no ajena al universo humano, pero sí, condicionados por los intereses de la sociedad, esa es su dimensión objetiva; la subjetiva se refiere a la forma en que los valores son reflejados en la conciencia individual y colectiva como resultado de un proceso de valoración, lo que posibilita que cada sujeto estructure su propio sistema subjetivo de valores.10

Para formar un estudiante que sea capaz de reflexionar racional y consistentemente ante el reclamo de los demás, de emitir juicios, de sensibilizarse con el compañero, de tomar decisiones justas y acertadas, hay que educarlo en una cultura de valores, para que pueda poner en claro el sentido de su vida, construya su marco referencial, más allá de lo puramente material o inmediato, y configure la naturaleza misma de su ser. De este modo no es la institución educativa la que le dice al estudiante lo que tiene que hacer y saber, sino la que les permite y ayuda a saber y a hacer. El grupo docente es otro factor que juega un papel importante en el desarrollo de la personalidad del estudiante en la educación superior, donde debe prevalecer el principio pedagógico de la autoeducación.11

La situación económica vivida en Cuba en la década de los noventa, asociada con el inicio del período de crisis conocido como "Período especial", impactó en las áreas económica, política y social. La seria afectación del nivel de vida de la población, el desbordamiento de las dificultades de la vida cotidiana en los primeros años de crisis, al llegar a la necesidad de plantearse la subsistencia mínima, la limitación y reajuste en las expectativas laborales y profesionales; tuvo sus efectos de desajustes en el funcionamiento de los «sistemas de socialización», todo ello provocó incertidumbre, desorientación, desesperanza, decepciones y otras manifestaciones de crisis de identidad, que tocan sensiblemente la estructura de los valores y la conformación de los proyectos de vida individuales en sectores importantes de la población. En la medida en que el país fue llegando a niveles de supervivencia, ciertos valores morales evaluados como positivos fueron cediendo en sectores amplios de la población ante las necesidades, o bien comenzó un proceso de reinterpretación o readecuación de estos; de la misma manera que proliferaron valores negativos de diferente índole en proporciones y manifestaciones no visibles en períodos anteriores.4

La "crisis de los valores" que ha sufrido la sociedad cubana en general, y en particular, los jóvenes, retan a las universidades a elevar la formación política ideológica de los educandos; los profesores universitarios tienen la responsabilidad moral de enfatizar en la formación de valores. Las instituciones de educación superior han hecho suyo este compromiso al entender que la formación de profesionales implica no solo proporcionar conocimientos y desarrollar habilidades para la ejecución de una tarea concreta, sino también formar personas conscientes de su entorno y con responsabilidades respecto a la comunidad a que pertenece.5

La comunidad universitaria de hoy es más dinámica, se efectúa en ella un proceso interactivo abierto a toda la sociedad, e involucra cada vez más a los jóvenes en él. La universidad debe saber utilizar el talento humano con que cuenta, un capital que hay que integrarlo en bien de soluciones a problemas, a fin de generar nuevos cambios.12

Las universidades deben poner al alcance de los jóvenes tecnología de punta y enseñarlos a utilizarlas en su propia formación; el acceso a estas tecnologías y el conocimiento adecuado de sus normas de uso, favorecen que proyectos desestabilizadores y difamatorios, como el conocido "Zunzuneo" fracasen en una sociedad preparada en el empleo adecuado de las tecnologías. En esta época tan compleja en que la juventud cubana sufrió los efectos negativos del "Período especial" y la influencia creciente de los medios de información, corresponde a los educadores cubanos orientar, formar y consolidar aquellos valores que la sociedad necesita debido a que en la propia juventud están los destinos del mañana para Cuba y el resto de la humanidad.6

La implementación de aulas virtuales, constituye un nuevo paradigma en el que convergen las tendencias actuales de la educación, donde las teorías y estilos de aprendizaje centran sus procesos en el estudiante, lo que permite construir el conocimiento basado en sus propias expectativas y necesidades, de acuerdo al contexto en que se desarrolla.9,10

En las aulas virtuales se efectúa el proceso enseñanza aprendizaje fuera de un espacio físico y temporal, a través de internet, donde se ofrecen diversidad de medios y recursos para apoyar la enseñanza; es la arquitectura tecnológica que da sustento funcional a las diversas iniciativas de teleformación; no obstante, ellos no determinan los modelos y estrategias didácticas, ya que el conocimiento o acceso a estos recursos no exime al profesor del conocimiento profundo de las condiciones de aprendizaje, ni del adecuado diseño y planeación docente, pero sí le aporta una nueva visión pedagógica que se enriquece con el uso de estas tecnologías.13

El aula virtual establece una red de comunicación total entre todos sus usuarios, y potencia el aprendizaje, la cooperación, la creación de nuevas iniciativas, con resultados altamente positivos. Estos entornos brindan a los educadores y educandos una nueva posibilidad didáctica en el que la interfaz del alumno es muy sencilla, integradora y permite una mejor interacción, ya sea sincrónica o asincrónica".14,15

El aprendizaje en el aula virtual tiene éxito cuando es variado, diferenciado y con exigencias para cada estudiante en correspondencia con el nivel de desarrollo alcanzado, lo que permite a la juventud formar su propio sistema de valores.

¿Cómo intencionar la formación de valores de los estudiantes en las ciencias médicas, a través del Aula Virtual?

En la formación de valores se da la unidad de lo cognitivo, lo afectivo y lo conductual.

El programa director de valores de la sociedad cubana expresa que los valores fundamentales declarados son: dignidad, patriotismo, humanismo, solidaridad, responsabilidad, laboriosidad, honradez, honestidad, justicia.16

  • Dignidad: respeto a sí mismo, a la patria y a la humanidad.16

Soler Rodríguez y col17 decían al respecto sobre lo ya planteado por el maestro Félix Varela y Morales: «Por buen maestro entendemos el que conoce a fondo y comunica con claridad la materia que enseña y tiene por su dignidad, decoro y juicio, un dulce imperio sobre el corazón de los alumnos».

Para desarrollar la dignidad a través del aula virtual el profesor debe velar por el respeto a la integridad del estudiante, aceptar a cada uno como es, tener en cuenta que Cuba llegó tarde a internet como resultado del bloqueo norteamericano, el cual impidió hasta 1996 el pleno acceso a la red de redes dominada por ellos, el docente debe ayudarlos a admitir que no todos poseen igual dominio de las tecnologías y a apoyarlos en su progreso.

  • Patriotismo: lealtad a la historia, la patria, la Revolución socialista y a la disposición plena de defender sus principios para Cuba y para el mundo.16

Durante el desarrollo de la historia cubana podríamos citar múltiples ejemplos para desarrollar este valor, los autores consideran meritorio destacar la frase pronunciada por el Comandante en Jefe Castro Ruz18 en la multitudinaria manifestación en la capital cubana, para protestar contra las medidas anunciadas por la administración norteamericana para Cuba, "Puesto que usted ha decidido que nuestra suerte está echada, tengo el placer de despedirme como los gladiadores romanos que iban a combatir en el circo: Salve, César, los que van a morir te saludan. Sólo lamento que no podría siquiera verle la cara, porque en ese caso usted estaría a miles de kilómetros de distancia, y yo estaré en la primera línea para morir combatiendo en defensa de mi patria".

En el Aula Virtual, siempre que la actividad cognoscitiva lo permita, el profesor debe vincular el debate sobre temas relacionados con las costumbres, tradiciones, historia, deporte y cultura del pueblo cubano. A través de los foros de discusión y las actividades de debate en tiempo real (chat) se debe trabajar el sentido de la unidad. El área "Novedades" permite al docente destacar informaciones de interés general, el profesor divulgará todo lo acontecido en la localidad durante el curso, por ejemplo: la visita de personalidades, la victoria o derrota del equipo de béisbol, la presentación de espectáculos artísticos, las inversiones realizadas por el gobierno en el desarrollo deportivo, la cultura y la ciencia, entre otros.

  • Humanismo: amor hacia los seres humanos, y la preocupación por el desarrollo pleno de todos sobre la base de la justicia.16

Ejemplo fehaciente de humanismo es el pensamiento del Héroe Nacional José Martí y Pérez, cuando dijo: "La cobardía y la indiferencia no pueden ser nunca las leyes de la humanidad. Es necesario para ser servido de todos, servir a todos".

El aula virtual permite establecer relaciones humanas, estas comienzan en el momento en que docentes y estudiantes actualizan sus perfiles de usuarios, donde socializan: datos curriculares, listado de intereses y fotos. El profesor debe crear espacios que permitan al estudiante socializar sus dudas, inquietudes y estado de ánimo, y motivar al resto del grupo a intentar aclararlas, además de intercambiar información, lo que facilita el envío de documentos o enlaces web (URL) que ayuden a los demás en el desarrollo de las actividades propuestas, el docente debe potenciar y estimular estos intercambios, así como destacar la actitud del estudiante que colabora con sus compañeros, debe además propiciar un clima de confianza, respeto y amistad, y desarrollar el sentido de la cortesía, insistir en la gentileza con los miembros del grupo, de manera tal que incite al debate desde diferentes puntos de vista.

  • Solidaridad: es comprometerse en idea y acción con el bien de los otros: en la familia, en la escuela, los colectivos laborales, la nación y hacia otros países. Es estar siempre atento a toda la masa humana que lo rodea.16

Los autores consideran vigente la idea expresada por Martí Pérez19 cuando manifestó: "Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal".

Desarrollar el valor solidaridad es vital en un profesional de la salud, para lograr su desarrollo a través del Aula Virtual el profesor debe conocer las características individuales de los educandos, sus potencialidades y debilidades, lo que le permitirá enfatizar en la colaboración siempre que la ocasión lo requiera; el docente debe insistir en la importancia que posee el destacamento "Carlos J Finlay" y la Brigada "Henry Reeve" en el progreso social cubano y el aporte que brinda a los países con menos desarrollo.

  • Responsabilidad: es el cumplimiento del compromiso contraído ante sí mismo, la familia, el colectivo y la sociedad.16

El 24 de febrero de 2013, el General de Ejército Castro Ruz,20 Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la clausura de la Sesión Constitutiva de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en su Octava Legislatura, y del Consejo de Estado, celebrada en el Palacio de Convenciones de La Habana, expresó: "La mayor satisfacción es la tranquilidad y serena confianza que sentimos al ir entregando a las nuevas generaciones la responsabilidad de continuar construyendo el socialismo".

Para desarrollar la responsabilidad a través del Aula Virtual, el profesor debe velar porque los estudiantes desarrollen con disciplina, conciencia, calidad y rigor las tareas asignadas, lo que potencia en los educandos una actitud crítica como instrumento de autorregulación moral, al mantener el orden y control, y propiciar un clima de compromiso y consagración en el nivel de respuesta a las tareas. Para su logro el profesor debe establecer un calendario donde limite la fecha de entrega de las tareas y hacerlo cumplir, con la aplicación de medidas educativas de corrección de la conducta a los incumplidores, según las características individuales. Es importante enfatizar en el cuidado de los recursos tecnológicos así como los esfuerzos que realiza el país para adquirirlos.

  • Laboriosidad: se expresa en el máximo aprovechamiento de las actividades laborales y sociales que se realizan a partir de la conciencia de que el trabajo es la única fuente de riqueza, un deber social y la vía para la realización de los objetivos sociales y personales.16

El 26 de julio del 2007, el General de Ejército Castro Ruz,21 en el acto central por el aniversario 54 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en la Plaza de la Revolución Mayor General Ignacio Agramonte Loynaz de la ciudad de Camagüey, expresó: "…insisto en que no habrá soluciones espectaculares. Se necesita tiempo y sobre todo trabajar con seriedad y sistematicidad, consolidando cada resultado que se alcance, por pequeño que sea".

Los profesores de las ciencias médicas debemos tener presente, que desarrollar el sentido de la laboriosidad en los jóvenes, en general, y en particular, en los estudiantes de carreras vinculadas con la salud es vital para lograr mantener los índices que muestra hoy Cuba. La asistencia médica necesita profesionales con una adecuada preparación y con gran sentido del sacrificio; es por esto que los docentes que decidan utilizar el Aula Virtual como apoyo a los programas del pregrado o en tiempos electivos semipresenciales, deberán insistir en el cumplimiento estricto del calendario propuesto, de ahí que sea necesario que planteen actividades de desarrollo que estimulen la búsqueda de información para dar solución a tareas, tales como el desarrollo de una enciclopedia, por un grupo previamente seleccionado y gran conocedor del tema propuesto o por múltiples voluntarios. De igual manera el docente puede solicitar la creación de un glosario.

  • Honradez: se expresa en la rectitud e integridad en todos los ámbitos de la vida y en la acción de vivir con su propio esfuerzo.16

El ya fallecido Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Chávez Frías, 22 citando al Héroe Nacional cubano expresó: "José Martí nos señala el camino: A mayor atrevimiento, mayor honra. Honremos, pues, a quien merece honra".

Los autores consideran importante insistir en el mejoramiento de la personalidad del estudiante de las ciencias médicas, por lo que se debe motivar la búsqueda de información, el conocimiento y el interés por lo desconocido, proporcionar un ambiente que haga al estudiante sentirse parte activa del proceso docente y ejecutor de las transformaciones que están ocurriendo en ellos y en sus compañeros. Se desarrolla la honradez cuando hacemos énfasis en la veracidad de las referencias a los autores que citen en los artículos creados, en la insistencia de que no deben mostrar nunca una bibliografía de otro autor como propia, y en el fomento por el respeto a la propiedad ajena y la condena al fraude.

  • Honestidad: es la actuación de manera sincera, sencilla y veraz. Permite expresar un juicio crítico y ser capaz de reconocer sus errores en tiempo, lugar y forma adecuada, para contribuir al bien propio, colectivo y de la sociedad. Es lograr armonía entre el pensamiento, el discurso y la acción.16

Al respecto el Héroe Nacional Martí Pérez,23 expresó: "La verdad no se razona; se reconoce, se siente y se ama".

En el Aula Virtual el profesor debe estimular en el estudiante el valor a expresar lo que siente y piensa, aunque esto entre en contradicción con el colectivo, siendo sincero en su discurso y consecuente en su acción, combatir manifestaciones de hipocresía y fraude. La combinación de varias actividades interactivas sobre un mismo tema permite al docente delimitar la veracidad del conocimiento adquirido e identificar los que no realizaron un análisis consiente de la bibliografía. Se deben alejar de los entornos virtuales y la vida cotidiana la mentira y la falsa moral; el estudiantado debe llegar a reconocer sus errores. Una alerta, un estímulo o un llamado de atención a tiempo pueden hacer que el alumno admita la crítica y sea autocrítico.

  • Justicia: respeto a la igualdad social que se expresa en que los seres humanos sean acreedores de los mismos derechos y oportunidades, sin discriminación por diferencias de origen, edad, sexo, ocupación social, desarrollo físico, mental, cultural, color de la piel, credo y de cualquier otra índole.16

Un ejemplo ineludible de hombre justo fue el insigne Comandante Guevara,24 al respecto expresó "… hay que tener una gran dosis de humanidad, una gran dosis de sentido de la justicia y de la verdad para no caer en extremos dogmáticos, en escolasticismos fríos, en aislamiento de las masas".

Los docentes deben identificar las habilidades computacionales de los educandos y ayudarlos a potenciar su perfeccionamiento, evitar la discriminación, promover el ejercicio pleno de la igualdad, al evaluar con objetividad los resultados de la actividad laboral y social.

En la Conferencia inaugural del 7mo Congreso Internacional de Educación Superior el Ministro del ramo expresó:25

"…mi convicción de que la mejor protección contra la falta de ética es el diseño y la aplicación consecuente de políticas educativas internacionales y centradas en la formación de valores, como parte esencial del quehacer educacional de las instituciones en todos los niveles de enseñanza, incluidas con especial atención, las universidades, cuyo papel relevante forma parte del conjunto de los esfuerzos también realizados por la familia y la sociedad. Estimo que para todos los educadores de las nuevas generaciones de profesionales universitarios, el enfrentamiento a la pérdida de valores, a la competitividad malsana y al individualismo a ultranza debiera ser el eje central de su trabajo formativo".

El Aula Virtual puede convertirse en una estrategia innovadora para abordar temas éticos en la educación superior. La formación de valores en los estudiantes universitarios constituye una respuesta científica y efectiva a la necesidad del mejoramiento profesional y humano que requiere la sociedad cubana actual, su construcción, en los jóvenes, parte de quiénes son los cubanos, con qué potencialidades cuentan, pero siempre con la mirada puesta en la actualidad, en la identidad y en el futuro mejor que entre todos trabajan por conseguir, la continuidad del trabajo de los esenciales valores humanos, permite egresar un profesional de la salud más preparado para enfrentarse a los adelantos de la ciencia y la técnica, y garantizar la continuidad histórica de la Revolución.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. González Jaramillo S, Recino Pineda U. Las estrategias de aprendizaje en la Educación Médica Superior. EDUMECENTRO [Internet]. 2013 [citado 23 May 2014];5(3):[aprox. 12 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2077-28742013000300015&lng=es

2. Wegener H. Los riesgos económicos de la ciberguerra. Cuadernos Estrategia. Cap. V. [Internet]. 2013 [citado 7 Jul 2014]:[aprox. 50 p.]. Disponible en: http://www.dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4276097.pdf

3. García Espinosa JJ, Lafita Zamora A, Carvajal Ortega N. Formación de valores en los estudiantes de medicina en la asignatura de Educación Física. Rev Cienc Med [Internet]. 2011 [citado 23 May 2014];1(2):[aprox. 8 p.]. Disponible en: http://www.cpicmha.sld.cu/hab/vol17_2_11/hab15211.html

4. Farell Vázquez GE. Formación de valores mediante las tecnologías de la información y las comunicaciones. RCIM [Internet]. 2012 [citado 23 May 2014];4(2):[aprox. 6 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1684-18592012000200004&lng=es

5. Ministerio de Educación Superior. Enfoque integral en la labor educativa y político- ideológica con los estudiantes. La Habana: Félix Varela; 1997.

6. Vidal Ledo M, Villalón Fernández MJ. Escenarios docentes. Educ Med Sup [Internet]. 2011 [citado 23 May 2014];25(4):[aprox. 9 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412011000400014&lng=es

7. García Garcés H, Navarro Aguirre L, López Pérez M, Rodríguez Orizondo MF. Tecnologías de la Información y la Comunicación en salud y educación médica. EDUMECENTRO [Internet]. 2014 [citado 23 May 2014];6(1):[aprox. 12 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2077-28742014000100018&lng=es

8. Hodelín Tablada R, Fuentes Pelier D. El profesor universitario en la formación de valores éticos. Educ Med Sup [Internet]. 2014 [citado 9 Jul 2014];28(1):[aprox. 11 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412014000100013&lng=es

9. Nobalbo Aguilera YT, Téllez Cabrera MY, Pérez Alfonso Y. El socialismo y el hombre en Cuba, tratado axiológico para el profesional de la salud. Rev Hum Med [Internet]. 2011 [citado 23 May 2014];11(1):[aprox. 14 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727-81202011000100009&lng=es

10. Mugarra Romero CG, Pérez Rodríguez H, Bujardón Mendoza A. Consideraciones sobre la educación en valores a través de los medios de enseñanza-aprendizaje. Rev Hum Med [Internet]. 2011 [citado 23 May 2014];11(3):[aprox. 20 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727-81202011000300009&lng=es

11. Escobar Rosabal AS, Martínez Lozada PR, Gamboa Rodríguez R, González González GC, Martínez Barrera A. La formación de valores en los estudiantes de Licenciatura en Gestión de la Información en Salud. Correo Cient Med Holguín [Internet]. 2011 [citado 23 May 2014];15(3):[aprox. 6 p.]. Disponible en: http://www.cocmed.sld.cu/no153/no153xbreve02.htm

12. Franco Pérez M. El trabajo independiente, una forma de reforzar el valor responsabilidad en los estudiantes universitarios. EDUMECENTRO [Internet]. 2012 [citado 23 May 2014];4(3):[aprox. 7 p.]. Disponible en: http://www.revedumecentro.sld.cu/index.php/edumc/article/view/201/405

13. Viada González C, Lorenzo Luaces P, Fors López M, Robaina García M, Santiesteban González Y, Santiesteban González Y, Frías Blanco A, et al. Aula virtual de Estadística en soporte multimedia. RCIM [Internet]. 2011 [citado 15 Jul 2014];3(1):[aprox. 9 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1684-18592011000100005&lng=es

14. Vidal Ledo M, Araña Pérez AB. Formación en valores. Educ Med Super [Internet]. 2014 [citado 15 Jul 2014];28(1):[aprox. 11 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412014000100018&lng=es

15. Farell Vázquez GE. Formación de valores mediante las tecnologías de la información y las comunicaciones. RCIM [Internet]. 2012 [citado 15 Jul 2014];4(2):[aprox. 6 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1684-18592012000200004&lng=es

16. Ministerio de Educación. Programa director para el reforzamiento de valores fundamentales en la sociedad cubana actual. La Habana: MES; 2006.

17. Soler Rodríguez G, Duardo Monteagudo C, Puig Reyes NI. Factores educativos que inciden en el aprendizaje de los contenidos matemáticos en la Universidad de Ciencias Pedagógicas «Félix Varela Morales». REICE [Internet]. 2013 [citado 15 Jul 2014];11(4):[aprox. 25 p.]. Disponible en: dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4468952.pdf

18. Castro Ruz F. Proclama de un adversario al gobierno de Estados Unidos. La Habana: Editora Política; 2004.

19. Martí y Pérez J. Obras completas. La Habana: Editorial de Ciencias Sociales; 1991.

20. Castro Ruz R. Discurso de clausura de la Sesión Constitutiva de la Asamblea Nacional del Poder Popular en su Octava Legislatura, y del Consejo de Estado. La Habana: Editora Política; 2013.

21. Castro Ruz R. Discurso por el aniversario 54 Aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes. La Habana: Editora Política; 2007.

22. Chávez Frías H. Las Líneas de Chávez: ¡Viva Bolívar! ¡Bolívar Vive! Caracas; 2010.

23. Martí y Pérez J. Independencia de Cuba. México: Revista Universal; 1875. t.1. p. 118.

24. Castro Ruz F. El decoro del mundo. Che Guevara visto por Fidel Castro [Internet]. Txalaparta, España: Ed. Tafalla (Nafarroa); 2000 [citado 16 Jul 2014]. Disponible en: http://dialnet.unirioja.es/servlet/libro?codigo=29117

25. Díaz Canel Bermúdez M. La universidad por un mundo mejor. En: Conferencia Inaugural Universidad 2010. [folleto]. La Habana: Ministerio de Educación Superior; 2010.

 

 

Recibido: 2 de octubre de 2014
Aprobado: 31 de octubre de 2014

 

 

Carlos Pérez Balhuerdis. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: carlospb@ucm.vcl.sld.cu

Añadir comentario

Copyright (c)