Perfeccionamiento de la enseñanza de la medicina natural y tradicional en la formación médica villaclareña
COMUNICACIÓN

 

Perfeccionamiento de la enseñanza de la medicina natural y tradicional en la formación médica villaclareña

 

Improvement of the teaching of herbal and folk medicine in medical training in Villa Clara

 

 

David Rodríguez Lado, Vianka Momplet Pérez, Wirson Fabelo Rodríguez, Carlos Jesus Benítez Pérez

Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba.

 

 


RESUMEN

Teniendo en cuenta la importancia que se le concede actualmente a la Medicina Natural y Tradicional, se está desarrollando un proyecto de perfeccionamiento para su enseñanza en la formación médica villaclareña, tanto en pregrado como en posgrado, donde participan especialistas y otros profesionales. Su propósito es ampliar sus fundamentos y utilidades para incluirlos en los diferentes programas e impartirlos en clases prácticas, a través del reconocimiento de plantas medicinales sembradas en un jardín botánico dentro de la institución y de sus diferentes formas de preparación. El objetivo de esta comunicación es divulgar aspectos relacionados con su diseño metodológico a fin de sensibilizar a profesores y alumnos en la investigación y conocimiento de la fitoterapia y otros pilares de tan milenaria medicina.

DeSC: medicina tradicional, proyectos de investigación, estrategias, educación médica.


ABSTRACT

Taking into account the importance that is currently granted to Herbal and Folk Medicine, a project of improvement is being developed for its education in medical education in Villa Clara, both undergraduate and postgraduate, involving specialists and other professionals. Its purpose is to expand its foundations and utilities to include them in the different programs and impart them in practical classes, through the recognition of medicinal plants planted in a botanical garden within the institution and its different forms of preparation. The objective of this research paper is to disseminate aspects related to its methodological design in order to sensitize professors and students in the research and knowledge of phytotherapy and other pillars of this millenary medicine.

MeSH: medicine, tradicional, research design, strategies, education, medical.


 

 

La Medicina Natural y Tradicional (MNT) es conocida internacionalmente como alternativa energética naturista o complementaria, pero no puede negarse que es parte de la cultura universal porque abarca conceptos y prácticas que se han heredado de generación en generación.

La Organización Mundial de la Salud define la MNT como la suma total de los conocimientos, capacidades y prácticas basados en las teorías, creencias y experiencias propias de diferentes culturas, bien sean explicables o no, utilizadas para mantener la salud y prevenir, diagnosticar, mejorar o tratar enfermedades físicas y mentales.1 En su estrategia para el periodo 2014-2023 indica aprovechar la contribución de la Medicina Tradicional Complementaria (MTC) al bienestar, la atención de salud centrada en la persona y la cobertura sanitaria universal, así como promover su utilización segura y eficaz mediante la reglamentación, investigación y su integración.

El desarrollo de esta medicina milenaria no se ha limitado a la acumulación de conocimientos derivados de la práctica, sino también al diseño de un cuerpo teórico completo sobre el arte de curar, integrado a los sistemas de salud modernos, lo que ha determinado que los gobiernos de varios países se responsabilicen con elaborar legislaciones al respecto.

La MNT tiene mucho que ofrecer, sobre todo, cuando se usa para inducir la curación de problemas crónicos continuos. A través de su utilización adecuada, se puede lograr una profunda transformación de la salud con un menor peligro, derivados de los efectos colaterales inherentes a los medicamentos farmacológicos. Sin embargo, la creencia generalizada de que este tipo de producto actúa lenta y de forma leve, no es totalmente cierta. Pueden presentarse efectos adversos si se eligen dosis inadecuadas o si se prescribe al paciente una planta medicinal equivocada, incluso estos productos pueden producir reacciones adversas dependientes del mecanismo de acción o de hipersensibilidad al compuesto.

Así, por ejemplo, la hierba mahuang (una efedra) se utiliza de manera tradicional en China, en el tratamiento de la congestión breve de las vías respiratorias sin que se recojan reportes de reacciones adversas a medicamentos, mientras que en los Estados Unidos de América se comercializa como complemento dietético, y su uso prolongado ha provocado por lo menos una docena de fallecimientos, ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares.2

Hoy no existe duda sobre la importancia del empleo de las plantas en la medicina y a pesar del desarrollo alcanzado por la síntesis química, estas constituyen un arsenal de sustancias biológicas activas.2

Según la OMS, en 39 países está implementada su formación universitaria; sin embargo, se reconoce todavía como una dificultad que afrontan los Estados miembros, la falta de formación y capacitación de los proveedores de servicios y productos de la MNT.3 Su aplicación en Cuba muestra algunos resultados significativos, si bien es necesario continuar profundizando en su coherente aplicación:

  • Se ha logrado la formación y la educación permanente de los profesionales y técnicos de la salud en sus diferentes modalidades, a través de la red de centros de educación médica y servicios de salud.
  • Se han incorporado progresivamente los contenidos de la MNT en los planes de estudio de las carreras de ciencias de la salud.
  • Se logró desarrollar maestrías en MNT en todas las provincias.
  • Se promueve el intercambio y la superación de profesionales de la salud en centros de excelencia internacional en contenidos relacionados con la MNT.
  • Se asegura la superación técnica de integrantes de los comités farmacoterapéuticos de áreas de salud y hospitales.
  • Se ha ampliado el desarrollo de las investigaciones relacionadas con la MNT.

Las universidades de ciencias médicas cubanas mantienen la MNT como estrategia curricular de las diferentes carreras, a la vez que integran estos contenidos como cursos propios en el Plan de Estudios D de Medicina a partir del curso 2016-2017. En el posgrado se continúa su desarrollo con un programa de formación actualizado y puesto en vigor a partir del presente curso escolar; al cierre de 2014 existían en el país 160 especialistas y 110 residentes en las diferentes especialidades que integran la MNT, entre ellas las que son básicas para el sistema: la Medicina General Integral y la Estomatología General Integral.3

La generalización de la MNT se ha realizado lentamente; su desarrollo y práctica han producido, en ocasiones, rechazo en numerosos médicos en el ámbito internacional y nacional, por causa de insuficiente información al respecto.

Los autores de la presente comunicación están desarrollando un proyecto para contribuir a profundizar en la utilización de la MNT por los docentes y estudiantes de las diferentes carreras de la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara tomando como fundamento el programa director de la MNT y los lineamientos de la política económica y social del Partido y la revolución cubana. Su objetivo general es perfeccionar la enseñanza de esta materia tanto en el pregrado como el posgrado y los específicos se dirigen a la definición de los fundamentos filosóficos de la MNT, desde la perspectiva de la filosofía en Cuba, por cuanto los fundamentos que hoy se utilizan se basan en la filosofía tradicional china.

Este proyecto permite profundizar en el estudio de los resultados del empleo de la MNT en la prevención, curación y rehabilitación de problemas de salud, establece la interdisciplinariedad que tiene como ramas la filosofía, la psicología y la medicina general integral, además de vincularlo a otras especialidades clínicas, condicionando un sistema de acciones que conlleven a su aplicación sistemática.

Para su conformación se realizaron encuestas a estudiantes, profesores y pacientes, los cuales aportaron datos generales, conocimientos sobre la utilización de la MNT, así como se comprobó su interés en la capacitación en los diferentes temas que se abordaron. Con la aplicación de los diferentes instrumentos, se determinaron las necesidades de aprendizaje para proponer un sistema de contenidos para el pregrado y posgrado a fin de elevar el nivel de información básica y ofrecer contenidos actualizados.

Entre sus temáticas están la identificación correcta y uso racional de las plantas medicinales, para lo cual se cultiva un jardín que ayuda a su reconocimiento, se demuestra su preparación en forma de tisanas, cocimientos, emplastos, entre otros y el uso adecuado de las que ya están aprobadas por el Ministerio de Salud Pública. Estos contenidos se imparten en las clases prácticas. Con su correcta aplicación los autores esperan lograr, no solo un mejor aprovechamiento de sus utilidades, sino el compromiso de compartir estos conocimientos entre los profesionales, para multiplicarlos en sus áreas de salud en beneficio de sus pacientes, la familia y la comunidad.

 

Declaración de intereses

Los autores declaran no tener conflicto de intereses.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Organización Mundial de la salud. Estrategia de la OMS sobre Medicina Tradicional 2014-2023. [Internet]. 2013 [citado 12 Mar 2018]. Disponible en: http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/95008/9789243506098_spa.pdf?sequence=1&isAllowed=y

2. García Milián AJ, Suárez Lugo N. Formación académica de capital humano para el posicionamiento de la medicina natural y tradicional. Rev Cubana de Medicina Natural y Tradicional [Internet]. 2016 [citado 4 Mar 2018];1(1):[aprox. 14 p.]. Disponible en: http://www.revmnt.sld.cu/index.php/rmnt/article/view/21/37

3. Perdomo Delgado J. La Medicina Natural y Tradicional en el contexto de la educación médica superior. EDUMECENTRO [Internet]. 2016 [citado 17 Mar 2018];8(supl 1):[aprox. 4 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2077 -28742016000500001&lng=es

 

 

Recibido: 30 de abril de 2018
Aprobado: 14 de mayo de 2018

 

 

David Rodríguez Lado. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: davidrl@infomed.sld.cu

Añadir comentario